top of page

Nuestra región ha cambiado y la Cruz Roja también

Desde la Conferencia Interamericana de Buenos Aires en 2019, ha habido una pandemia, una guerra, numerosos y más intensos desastres relacionados con el clima, un récord de migración transcontinental e intracontinental a través del Darién, y el mayor movimiento de población en la historia reciente de América: el éxodo de venezolanos. Ni la región, ni las Sociedades Nacionales, ni las políticas gubernamentales, ni el ecosistema de financiación de la ayuda humanitaria son los mismos de antes.

 

Ustedes, como líderes y lideresas de la Cruz Roja, conocen bien los retos que supuso responder simultáneamente a la pandemia del COVID-19, al tiempo que se enfrentaban a múltiples aumentos de los flujos migratorios y a desastres periódicos a lo largo de estos últimos años. Han estado en primera línea, escuchando a las personas más expuestas, atendiendo sus necesidades y haciendo todo lo posible por encontrar la mejor manera de cuidar a su personal y su voluntariado.


Los tres últimos años han puesto a prueba nuestras formas de planificar, trabajar y financiar nuestros programas y respuestas humanitarias. También, han puesto a prueba la eficacia de las herramientas de respuesta y financiación de su Secretariado y han confirmado el valor de nuestra acción conjunta y nuestro alcance global y local.


Con estas lecciones y este nuevo contexto como punto de partida, les invito, mientras nos preparamos para la XII Conferencia Interamericana, a comprometernos con soluciones innovadoras y sostenibles que sitúen a las personas en el centro y nos permitan estar a la altura de los retos humanitarios que tenemos por delante.


Estoy deseando que emprendamos este viaje colectivo, poniendo nuestro pensamiento y acción al servicio este esperado evento .


- MK

bottom of page